MITOS DEL SUDOR

El tema del sudor es un tema bastante controvertido ya que se ve rodeado de muchos mitos como lo son el de que sudar ayuda a bajar de peso, las personas que no están en forma sudan más, el sudor sirve para liberar toxinas o incluso que sudar es sinónimo de haber realizado un buen entrenamiento, en este blog vamos a hablar de todos estos mitos.

 

¿Qué es el sudor y por qué sudamos?

 

El sudor es una sustancia producida por el cuerpo compuesta principalmente por agua y posee pequeñas cantidades de minerales, ácido láctico y urea

Sudar ayuda a bajar de peso.

 

En principio esta frase no es del todo incorrecta, sudar puede hacer que perdamos peso, sobre todo en meses de verano cuando hace más calor, pero esta pérdida de peso es de agua y al rehidratarnos recuperamos el peso “perdido”.

 

El sudar no aumenta la quema de grasas, ya que es simplemente un mecanismo que tiene el cuerpo para regular su temperatura y la cantidad de sudoración va a depender de múltiples factores ambientales y genéticos, además de nuestro nivel de hidratación, ya que si te encuentras deshidratado/a tu cuerpo tendrá menor capacidad de sudoración por lo que no será capaz de regular correctamente tu temperatura, no solo depende del esfuerzo realizado durante el ejercicio.

Las personas que no están en forma sudan más.

 

Este es otro mito bastante extendido y no es para nada cierto, va a depender principalmente de la genética de la persona como comentábamos anteriormente, este mito puede derivar de que personas con mayor cantidad de masa corporal suden más, ya que a mayor cantidad de masa movida por el cuerpo mayor será la generación de calor debido a un aumento del trabajo realizado por lo que aumenta la sudoración, esto aplica tanto a si tienen más masa muscular como si tienen más tejido adiposo e incluso si cargan con un peso externo.

 

Además, en un estudio científico publicado en 2010 observaron que deportistas que están más en forma empiezan a sudar antes porque sus cuerpos se vuelven más eficientes regulando su temperatura, lo que les permite aumentar su rendimiento.

 

El sudor sirve para liberar toxinas.

 

Este es otro mito, ya que, estas tareas son llevadas a cabo por el hígado y el riñón principalmente, este argumento se basa en que en el sudor encontramos pequeñas cantidades de desechos metabólicos como la urea la cual es una sustancia de desecho derivada del metabolismo de proteínas, pero sus concentraciones en sudor son tan pequeñas que no hacen ninguna diferencia.

 

Sudar como indicador de un buen entrenamiento.

 

Este se trata de otro de estos mitos que hemos escuchado muchas veces, sin embargo, con lo que hemos ido hablando a lo largo de este artículo ya somos capaces de desmentirlo. La sudoración que vamos a experimentar durante el entrenamiento no es la única ni la mejor forma de medir su intensidad. Si hacemos el mismo entrenamiento en un ambiente húmedo y caliente y en otro frio y seco vamos a realizar el mismo trabajo, con la diferencia de que en uno de ellos nuestro cuerpo ha tenido mayor dificultad manteniéndose a una temperatura saludable. Es más recomendable fijarnos en las sensaciones al finalizar el entreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuntarme a la lista de espera Déjanos tu correo y nosotros te avisamos en estar disponible, junto con un descuento por tu fidelidad.